Diez millones de Lima

En todos los cursos y manuales de marketing se repite como un mantra que las marcas venden hoy en día experiencias y no productos.  Y estas no se diseñan en una fábrica sino se generan en los encuentros y manifestaciones culturales de la ciudad donde vivimos. Nos preguntamos que tendríamos que hacer para que nuestra Lima pueda sea un espacio de producción cultural de estándares internacionales. Aquí algunas recomendaciones prestadas del libro : El feudo, la comarca y la feria del estudioso Javier Díaz Albertini.

1.- Democracia. No podemos los ciudadanos permitir que los alcaldes consideren sus distritos como feudos en lo cual ellos se erigen como tiranuelos capaces de reglamentar todo de acuerdo a sus caprichos e intereses. Por ejemplo si quieres poner una juguería tienes que tener playa de estacionamiento y baños diferenciados. Reglas absurdas deben ser combatidas y denunciadas.

2.- Dejar de pensar nuestro distrito como una comarca. El problema no es solo del  otro (llámese alcalde o regidor) sino de nosotros mismos cuando adoptamos una visión de ciudad solo pensada en nuestra cuadra, condominio o parque y no pensamos en los vecinos de las zonas aledañas que tienen los mismos derechos de libre paso por las calles y las área verdes contiguas a nuestras viviendas. Convertirnos en ciudadanos es abandonar la mentalidad patrimonialista de este es misitio y hago lo que quiero. Otro elemento importante en la construcción de ciudadanía es asumir que los derechos no se regalan, hay que ganarlos. Una vez un amigo australiano me dijo que tenía una forma de reconocer a un peruano en el extranjero, no se queja por nada.

3.- La modernidad no se mide por la cantidad de malls cerca a tu casa sino por el número de áreas verdes de libre acceso, vías para bicicletas, bibliotecas públicas y colegios estatales de calidad. Y sobre todo espacios de encuentro como plazas y pequeños mercados que alienten formas de socialización planteadas por los propios  vecinos y no reglamentadas por la administración central de un mall.

Las fábricas del siglo XXI son las ciudades, en ellas se construyen el activo más importante de cualquier organización comercial: la cultura. Esta en nuestras manos hacer que este activo crezca de la mano con nuestro proceso de transformación en ciudadanos capaces de reconocer como iguales no solo a los miembros de nuestra tribu de familiares y amigos sino a cualquiera de los diez millones de limeños.

Related Post XX

By |2019-01-21T20:43:54+00:00enero 21st, 2019|Uncategorized|Comentarios desactivados en Diez millones de Lima

About the Author: