¿Cómo tomar buenas decisiones?

Una buena o mala decisión puede marcar nuestra vida. Pero los agentes más determinantes en este campo no son los avisos publicitarios ni nuestro círculo de familiares y amigos. Es nuestra propia mente la que nos construye una serie de sesgos y creencias que nos pueden alejar de  las elecciones y escenarios más convenientes. Cómo evadir estos pensamientos construidos por nosotros mismos. A continuación te brindamos nuestro top five de recomendaciones analizados por los gurúes de la economía conductual[1].

1.- Práctica el pre mortem. Antes de lanzarte a una aventura empresarial  o un nuevo proyecto de negocio, pregúntate que harías si al cabo de un año todo sale mal y haz un pequeño artículo del supuesto desastre. Te puede ayudar a ti o tus socios a ver cosas que ni siquiera se habían imaginado producto de su optimismo o de  la fe en su experiencia en el rubro.

2.-Cuidado con la falacia narrativa. Si te han hecho una presentación con un discurso bien articulado, con abundantes datos estadísticos y relaciones causales bien fundamentadas. NO te apures en firmar de una vez el contrato o hacer el depósito. A la mente humana le gustan los discursos bien sistematizadas y con números de respaldo, pero todo eso no garantiza que estés ante un buen proyecto de inversión o una empresa confiable. No estamos diciendo que los datos o los pasos expuestos puedan ser falseados. Estos  pueden estar bien confirmados pero no garantizan el resultado. En el mundo empresarial y en cualquier escenario donde  están involucrados  seres humanos ninguna regla es infalible y esto es algo que debemos recordar todo el tiempo.

3.- El sesgo del resultado. Los seres humanos evaluamos nuestras acciones en función a los resultados sin tomar en cuenta los procesos. Cómo diría Napoleón : “la victoria lo justifica todo”. Pero no es así, sobre todo cuando la recha de buena suerte termina. Hay que fijarse en la  consistencia de la propuesta, la solidez del sistema  y los riesgos involucrados.

4.- Cuidado con las recetas. No existen recetas para el éxito, pero a la mente humana le gustan mucho el camino simplificado (por eso estas leyendo estas cinco recomendaciones) En toda épica empresarial existe desde luego mucho trabajo y también bastante suerte. Pero para que no te descorazones dicen que la suerte es cuando la preparación y la oportunidad se encuentran.

5. ¡A la mierda hagámoslo!. Esta recomendación es la más importante, como dirían los poetas un camino equivocado es también un camino. Hay que lanzarse a la piscina y encontrar tu propia suerte, este no es el éxito. Aquí estamos hablando de tu espíritu, tao, dharma o como quieras denominarlo. El filósofo libanés Nassim Taleb le llama cisne negro y no basta una piscina para encontrarlo a veces puede ocultarse en un océano, finalmente la vida es que te diviertas buscándolo.


[1] Las recomendaciones 1 al 4 las puedes encontrar en el texto Pensar rápido, pensar despacio de Daniel Kahneman

Related Post XX

By |2019-02-03T17:41:34+00:00febrero 3rd, 2019|La vida del empresario|0 Comments

About the Author:

Es gerente de desarrollo de proyectos de TACTICA 3.0, investigador del Instituto de investigación científica (IDIC), Profesor de la universidad de Lima y de la Universidad ESAN Profesor de los cursos de Investigación aplicada y Medios y culturas digitales en la facultad de Comunicación en la Universidad de Lima. Y docente del curso de Comunicación eficaz en la Universidad ESAN. Es gerente de desarrollo de proyectos de TACTICA 3.0, empresa consultora especializada en brindar asesoría en el campo del marketing de experiencias y cultura empresarial. Es coautor del libro Chicha power. El marketing se reinventa y administrador del blog Tactica3.0 marketing de experiencias. Ha dictado conferencias en universidades instituciones nacionales y del extranjero sobre gestión del conocimiento, procesos interculturales y las nuevas tendencias del marketing. El año 2013 fue expositor de la conferencia internacional organizada por TEDxtukuy. Es experto nacional del Global Entrepreneurship Monitor (GEM). Es investigador del Instituto de investigación científica (IDIC) de la Universidad de Lima. Magíster en Filosofía, especialidad epistemología por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Lima.

Leave A Comment